Ángel de Amor

jueves, 5 de abril de 2007

Pétalos de rosa rodeaban su cuerpo, eran suaves, hermosos y emanaban armonía y belleza a través de su aroma, color y forma. Con gracia volaban rozando su vientre, enredándose en su pelo, fusionándose con el rosa de sus mejillas y atraídos, irresistiblemente, al amor. Su sabor dulzón se mezclaba con el aliento de sus besos y su fragilidad se reflejaba en su mirada melancólica y sus movimientos lentos, a pesar de esto la gracia de sus manos transformaban sutilmente cada hoja y espina en un pétalo más.
Parecía una Venus envuelta por la naturaleza o una joven flechada por Eros, toda su postura, todo su ser retrataba enamoramiento, deseo, nostalgia, vaporozidad. Producía añoranza de un futuro, renovación de un pasado y anhelo y asombro de lo que sucederá y de lo que está aconteciendo.
Era una niña enamorada, con su risa afinada y sus ojos brillosos, su cabello largo e indefinible, sus manos blancas y puras al igual que el resto de su piel, sus cejas oscuras , finas y marcadas, y sus pestañas tupidas y coquetas, sus senos redondos y proporcionados, caderas contorneadas sublimes hasta una cintura pequeña y suave, desprotegida y delicada el punto culmine de inocencia y lujuria. Mitad ángel, mitad demonio, súcubo y ninfa, mariposa recién nacida, flor que florece con la luz del sol y que se esconde con la aparición de la luna...
Un beso, un sueño... ¿realidad?.

2 comentarios:

*Sandra* dijo...

Hola! sabes me ha gustado muchísimo tu Blog, creo que tenemos cosas en común, sobre todo con eso de ser soñadora.
Gracias por tu lindo comentario, espero que me visites en forma frecuente. Un abrazo enorme!

Vortex dijo...

el blog es tan bonito pero lleno de ilusiones como su creadora lo es..

je je je...

a veces vivir de ilusiones te mata el alma