L.O.V.E (puke)

domingo, 9 de agosto de 2009

Mi querida Ly me desafió, y aquí estoy para cumplir desafío:
Reglas:
1) Nada de sermones sobre lo lindo que es el amor.
2) Que seas una mujer harta de las flechas que parecen perderse del otro lado
3) Haber vivido un amor imposible, a ver dejado ir algo que tal vez hubiera funcionado
4) Puede ser a través de una canción, frase, pero preferiblemente tu propia letra!!
5) Reten a sus amigas blogeras

http://burningthoughts-a01.blogspot.com/

http://daniycosas4everemo.blogspot.com/

http://crimenes-inconclusos.blogspot.com/


L.O.V.E
Una conversación inusual.

Ella: Creo que conocí a alguien...
Cúpido: No, no conociste a nadie
Ella: ¿Cómo que no?, pero si hasta me sonrió y todo.
Una carcajada atraviesa la garganta de Cúpido.
Cúpido: Que ilusa, si el tipo tiene a otra. Además le gustó tu escote, nada más. No le interesa lo más mínimo conversar contigo de poesía o del amor. Él sólo quiso ver tu escote, asúmelo.
Se escucha un suspiro y Ella toma asiento sobre una esponjosa nube.
Ella: ¿Cuándo llegará alguien que me quiera realmente?
Cúpido: Cuando yo quiera.
Un brillo de ilusión ilumina el rostro de Ella
Ella: ¿Y cuándo será eso?

.....

Despertó con el ruido de su despertador. No había nada que odiara más que ese ringtone que la despertaba cada mañana. Una canción cursi y ridícula que su hermana le había obligado a poner para no despertarse con cara de amargada. Que estupidez.
Lo que su hermana no sabía era que ese rostro de enojo y esas palabras ácidas tenían un claro porqué: Cúpido.
¡Oh sí! Ese maldito querubin rubio era el tentador de amores imbéciles y de pensamientos ridículos. Si no fuera por él su vida sería menos complicada y mucho más normal.
¿Por qué tuvo que pegarle en la nuca justo con la flecha que decía en una letra redondeada el nombre de Él?
Cúpido era un ser egoísta que se entretenía haciendo sufrir a la gente. Tenía el mal de sádico psicópata y, además, enterraba flechas con el único fin de dejar agujeros en los corazones ajenos.
Ella no quería para nada a Cúpido, pero una vez que él se había interpuesto en su vida... no sabía qué hacer para eliminarlo de su órbita.
Y ese día, después de ese sueño extraño, se percató que Cúpido no era más que un niño travieso que quería jugar...
Jugaría tanto que se podría quemar.
Caería al infierno ahogándose en lava.
Sus alas quedarían negras y su piel se derretería.
Entonces la venganza estaría terminada. Y el amor ya no dominaría los corazones. Aún menos el amor no correspondido.
MUAJAJAJAJA
O.o

2 comentarios:

Lilly dijo...

he de aceptar que como vos no hay dos.... Y mira q te lo digo yo xD, Dani yo lo hubiera podido explicar y cupi? si me ois...


Espero q la venganza sea pronta mujajajaja

Fiona dijo...

me encanto el desafio........y muy buenas respuestas.....
ember lo prometido es deuda....tardisimo ,peor esta mi regalo homenaje por tu cumple.......
beso
fiona