Nacimiento...

miércoles, 17 de octubre de 2007

La pequeña sonreía sorprendida entre ese vuelo de luces y alas que la rodeaban. Su emoción era tal que no podía evitar reirse sola mientras del gran árbol se le acercaban personas minimas vestidas con brillantes trajes llamativos.
Parecia un festival de fantasía sumergido en su ante jardín a plena luz del día... una evocación a sus más preciados anhelos de compartir su vida con esas locas aventuras.
Desde el capullo de una flor se le acercó una hermosa hadita de un azul intenso, en sus manos traía un polvo fino y luminoso y la baño en el con un vuelo circular y perfecto... La niña sintió como sus ojos se cerraban y su cuerpo comenzaba a girar a una velocidad inimaginable, se sentía liviana, como una gran pelota de playa sacudida por el viento y golpeada por la arena.
El timpo se detuvo y todo quedó suspendido y expectante al momento que la chiquita abriera sus grandes ojos tuquesa... sería un momento mágico para todos los que observaban, no era muy común que una leyenda se volviera realidad y menos aún una leyenda como aquella.
El grito se ahogó en su propio eco y la pequeña sonrió sin abrir lo ojos. Sintió que algo había cambiado. Estiró sus manos por el pasto y sintió las hojas finas deslizarse por sus dedos, las movió con ciudado y rozó el delicado pétalo de una flor, acercó su cara y disfruto su aroma, una suave mezcla de primavera con girasol, se acostó sobre el cesped, dió una vuelta y rió, rió con una honda y sincera carcajada que terminó en un explosivo grito de júbilo.

1 comentarios:

Vortex dijo...

tss..

me llego a dormir con eso..

salu2