Confianza

domingo, 11 de febrero de 2007

¿En quién creer?... cuántas veces esa pregunta ha sonado como eco en nuestras cabezas... realmente podemos definir a algunas personas como "sinceras".. aquellos seres invadidos de tanta inocencia que no serían capás de mentir... algo así como un niño, después de todo "los niños y los curados siempre dicen la verdad"... Con los años esa inocencia se termina y es así como nos damos cuenta que a veces hay que desconfiar.. debemos abrir los ojos y agudizar lo suficiente nuestros sentidos para no sentirnos despedazados por una mentira... debemos hacer que nuestra alma se transforme en hielo, fría y dura... y que nuestro corazón, cual fierro, no deje penetrar la lluvia ácida y a la vez no permita salir las lágrimas....
Me considero bastante inocente.. de alma y mente, tanto así que me es difícil ver lo "peor" de cada persona, es por lo mismo que cuando veo aluna señal de un posible engaño me quiebro, da vuelta una y otra vez la idea, y no puedo decidir qué hacer, cómo actuar, que creer... buscar pistas, detalles, sacar de frases su contexto y percatarnos de qué algo faltó, que ese suspiro significó algo más...
Divago sobre ciertas frases... sobre lo dicho... con que intención?... hacer daño?, lastima?.. querer decir la verdad?... invento?...

Confianza... hay que dejarse llevar derrepente... o sino.. sería muy horrible vivir

2 comentarios:

Vortex dijo...

Primero... la confianza no tiene apariencia alguna, ni siquiera dependiendo del caso....segundo y último.. la psicología no se usa para buscar o recuperar la confianza... siempre debes demostrarlo con hechos y cultivando poco a poco esa semilla del bien...

y x último... el ABC1 confía en su ABC1...

Vortex dijo...

tienes harto público que te visita...

jajajja